Recherche

Abu Walid al Saharaui, "un terrorista formado militarmente en las filas del polisario"

20 de septiembre de 2021 - 11h00 - Internacional

© Copyright : DR

El líder del grupo yihadista denominado "Estado Islámico en el Gran Sahara", Adnan Abou Walid al Sahraui, recientemente neutralizado por las fuerzas francesas, es "un terrorista formado militarmente en las filas del separatista Frente Polisario", escribe la agencia de noticias argentina Alternative Presse Agency.



El medio argentino recuerda que el polisario " es una organización separatista que práctica el terrorismo con el auspicio de Argelia" y la incorporación de Abu Walid al-Saharaui a sus filas es una nueva prueba de "la frecuente participación de sus miembros en acciones terroristas".

"Abu Walid Al Sahraoui, emir del Estado Islámico del Gran Sáhara, es un caso emblemático de esta implicación de los cuadros del Polisario y del peligro de los campamentos de Tinduf, en el sur de Argelia", subrayó la agencia de prensa.

"No es extraño, en consecuencia que muchos jóvenes desesperados de esos campamentos terminen sumándose a la peligrosa minería ilegal, al contrabando o se radicalicen incorporándose a los grupos yihadistas que operan en la región".

La Agencia Alternative Presse hace un amplio recorrido por la carrera de Abu Walid Al Sahraoui, nacido el 16 de febrero de 1973 en Laayún, que recibió formación militar de instructores argelinos en Tinduf, antes de ingresar en la Universidad Frère Mentouri de Constantina (Argelia), donde se graduó en Ciencias Sociales en 1997.

"De regreso a Tinduf debido a su conocimiento de idiomas: francés, español y árabe fue destinado al área de protocolo del Frente Polisario encargado de atender a los visitantes extranjeros que concurrían a los campamentos".

Más tarde, este aspirante a terrorista se radicalizó en Mauritania. Su primera hazaña de terrorismo internacional fue el secuestro en 2011 de tres cooperantes españoles e italianos, capturados en el campamento de Rabouni, donde tiene su sede el polisario.

Estos trabajadores humanitarios fueron liberados a cambio de un rescate negociado por el propio polisario, cuyos vínculos con el yihadismo se habían hecho evidentes.

Poco después, Abu Walid Al Saharaui se convirtió en uno de los fundadores del Movimiento para la Unidad y la Yihad en África Occidental (MUYAO), donde dirigió el Consejo de la Sharia y actuó como portavoz del movimiento.

En 2013, el MUYAO se fusionó con la organización Al Moulathamoun, dirigida por el yihadista argelino Mokhtar Belmokhtar, y ambas se unieron a Al Qaeda en el Magreb Islámico -AQIM-, la franquicia regional de Al Qaeda.

En 2015, Adnan Abu Walid Al Saharaui anunció su lealtad a Abu Bakr Al Baghdadi y a Daesh y, un año más tarde, creó su propia organización yihadista: el Estado Islámico en el Gran Sahara (EIGS), franquicia regional de Daesh en el Sahel, que llevó a cabo varios ataques en Malí, en Burkina Faso y Níger, incluida una emboscada mortal contra una patrulla nigeriana-estadounidense.

En total, la mitad de los 5.000 asesinatos perpetrados por el terrorismo yihadista en la región se atribuyen a Abu Walid al Saharaui y sus hombres. Desde 2012, un millón y medio de personas han abandonado esta vasta zona en la triple frontera entre Malí, Níger y Burkina.

El terror sembrado por este miembro desaparecido del polisario no es excepcional por parte de este movimiento separatista, porque el reciente asesinato de dos conductores marroquíes en Malí hace sospechar seriamente la implicación de miembros del polisario en esta acción terrorista. Este movimiento es el único que tiene interés en perturbar el tráfico por carretera entre Marruecos y los países africanos, subraya Alternative Presse Agency.

"Entrenados y equipados por Argelia, los terroristas polisarios están en capacidad de llevar a cabo acciones como estas que seguramente no quedarán impunes cuando se determine quienes fueron responsables de estas muertes", concluyó el medio argentino.

Por: Bladi.es

Bladi.es