Recherche

Bélgica condenada por haber expulsado a un magrebí

23 de febrero de 2020 - 09h00 -Marroquíes del extranjero

© Copyright : DR

Un criminal, repatriado en Túnez, hace varios años, está a punto de beneficiarse de 10 000 euros de daños morales, según la Corte Europea de los Derechos Humanos (CEDH).



Montassar Mkdoudi, víctima de una injerencia en su derecho al respeto de su vida privada y familiar, recibirá dentro de muy poco esta importante cantidad de dinero. Esta decisión, comenta 7sur7.be, interviene tras una decisión de la Corte europea de los derechos humanos, hecha pública, martes pasado.

Condenado a 42 meses de prisión en firme para hechos relacionados con una tentativa de asesinato, robo con violencia exacerbada y estancia ilegal, el tunecino purguó su pena hasta finales de 2012, antes de su traslado a un centro cerrado en 2014 para ser expulsado.

Según el mismo medio de comunicación, el criminal se quedó en el centro cerrado, y presentó diversos recursos contra la decisión de alejamiento de su territorio y contra su estado de detención. Finalmente, le pusieron en libertad tras una decisión del tribunal de casación, que anula la decisión de la sala de instrucción por una cuestión de procedimiento. Solo que al final del procedimiento, el interesado “no consiguió que un tribunal se pronunciara sobre su caso, en un plazo breve, sobre la legalidad de su detención”. Para la CEDH, esta falta es una violación del artículo 54 de la Convención europea de los derechos humanos.

La CEDH cree igualmente que otro artículo de la Convención que le asegura al interesado el “derecho al respeto de su vida privada y familiar” fue violado. Lo que justifica entre otros el otorgamiento de una indemnización. Según la misma fuente, Bélgica no cumplió con sus obligaciones al no proceder a “sopesar los intereses en presencia”.

Por: Bladi.es

Bladi.es