Recherche

Casablanca acoge la exposición "De voz y piedra", que celebra más de 200 años de amistad entre Marruecos y Estados Unidos

23 de octubre de 2021 - 21h00 - Cultura

© Copyright : DR

La exposición "De Voz y Piedra" que celebra el 200 aniversario de la legación estadounidense en Tánger y más de dos siglos de amistad entre los pueblos marroquí y estadounidense hizo escala, este viernes en la sede de la Fundación Abderrahman Slaoui en Casablanca, después de la ciudad de Rabat antes de instalarse en 2022 en la sede del Departamento de Estado estadounidense en Washington DC.



La exposición "De voz y piedra" permite al público descubrir preciosos objetos históricos que representan los vínculos estratégicos, económicos y culturales entre Estados Unidos y Marruecos.

Desde las botas de Jimi Hendrix hasta la medalla de oro olímpica de Nawal El Moutawakel, pasando por un vestido de Lady Gaga y la IKE Jacket de la Oficina de Servicios Estratégicos de los Estados Unidos, además de una experiencia de inmersión en la película Casablanca, la exposición pretende, a través de estos diferentes objetos, arrojar luz sobre las múltiples facetas de la relación entre los Estados Unidos y Marruecos y el pueblo estadounidense y marroquí.

Con este motivo, el Encargado de Negocios de la Misión de Estados Unidos en Marruecos, Lawrence Randolph, indicó que la larga historia común y la profunda cooperación entre Estados Unidos y Marruecos son bien conocidas por los marroquíes y los estadounidenses, y señaló que esta exposición cuenta la historia de las relaciones interpersonales, es decir, la historia de los marroquíes y estadounidenses de a pie que han construido juntos logros extraordinarios.

Al tiempo que agradeció a la Fundación Abderrahman Slaoui y a las autoridades locales su contribución a la organización de esta exposición, subrayó que la elección de Casablanca obedece al hecho de que la ciudad ha desempeñado un papel central en las relaciones comunes entre ambos países, citando a este respecto la conferencia de Anfa y el desembarco de los aliados en la ciudad durante la operación "Torch" en la Segunda Guerra Mundial, hace 80 años.

Randolph aprovechó esta ocasión para recordar que esta exposición rinde también homenaje al entendimiento y la convivencia religiosa en Marruecos y al valor del difunto S.M. Mohammed V en la protección de los marroquíes de confesión judía durante la Segunda Guerra Mundial, elogiando vivamente la sabia dirección de S.M. el Rey Mohammed VI que, al igual que sus gloriosos antepasados, sigue trabajando para reforzar aún más las relaciones entre los dos países.

El diplomático norteamericano invitó a los vecinos de Casablanca a acudir en masa a visitar esta exposición, anunciando que el Centro Americano ha recurrido a un muralista norteamericano para realizar un mural que rinda homenaje a los 200 años de amistad entre Marruecos y Estados Unidos y que será inaugurado a finales de este mes en el barrio CIL.

Por su parte, la presidenta del Consejo de la Comuna de Casablanca, Nabila Rmili, recordó la excelencia de las relaciones históricas entre Marruecos y Estados Unidos, señalando que la legación americana en Tánger es la primera misión diplomática americana en el mundo.

Para Rmili, esta exposición ofrece la oportunidad de reforzar aún más las relaciones culturales entre los dos países y de poner de relieve el profundo y rico patrimonio cultural del Reino, señalando que entre las ilustraciones elocuentes de la excelencia de las relaciones entre los dos países figuran el acuerdo de libre comercio entre Marruecos y los Estados Unidos, el diálogo estratégico Marruecos-Estados Unidos y el lugar que ocupa el Reino como aliado principal de los Estados Unidos fuera de la OTAN.

Por su parte, la directora de la Legación Americana en Tánger, Jennifer Rasamimanana, recordó que la Legación Americana en Tánger, único edificio histórico estadounidense fuera del país, que fue donado en 1821 por el Sultán Moulay Sliman, es la mejor prueba de las relaciones amistosas entre Marruecos y Estados Unidos, señalando que durante mucho tiempo ha sido una representación diplomática y consular y un lugar donde los diplomáticos estadounidenses aprenden la lengua árabe.

Añadió que en la actualidad se ha reforzado el papel de la legación, ya que cuenta con un museo, un centro cultural y una librería de investigación, señalando que se ha convertido en un centro para los marroquíes y estadounidenses que acuden allí para realizar investigaciones o descubrir el edificio, además del aspecto social de la legación que apoya a través de varias iniciativas a las mujeres y a los jóvenes de la Medina de Tánger.

Por: Bladi.es

Bladi.es