Recherche

El ex detenido A. A. entregó armas a una organización yihadista

14 de mayo de 2021 - 11h00 - Marruecos

© Copyright : DR

El ex detenido belga-marroquí A. A. era responsable del apoyo logístico y financiero del "Movimiento de los Muyahidin en Marruecos", una organización yihadista creada a principios de los años 1980 a la que entregó armas, aseguró uno de los fundadores del grupo, Abderrezak Soumah.



"Es una acusación que no podemos inventar". A. A. era efectivamente miembro del movimiento desde 1981 y tenía vínculos directos con los dirigentes del grupo", reveló Soumah en un programa del canal Maghreb TV.

En su testimonio dado "para la verdad y para la historia", el ex "emir" del Movimiento Muyahidín confió haber conocido a A. A. en Bruselas, donde este último dirigía una librería islámica.

"Nuestro emir de entonces, Nouamani, le proporcionó dinero en 1983 para abrir una librería islámica en Bruselas, con el objetivo de proporcionar a cambio un apoyo financiero al movimiento", precisó, señalando que era el propio A. A. quien lanzó la idea de la "Librería Annour" en Molenbeek, en la capital belga.

Se trata de proporcionar apoyo financiero a la organización, pero también realizar propaganda yihadista, especialmente entre los jóvenes, añadió.

Soumah recuerda haber conocido a A. A. en 2000 en Tánger. "Al año siguiente, vino a mi casa en Berkan donde me proporcionó armas: un Kalashnikov y dos pistolas con munición", continuó.

Dijo que volvió a reunirse con él en 2004, pero que esta vez se negó a "recibir una nueva entrega de armas porque nuestro movimiento estaba fracasando" en el contexto marcado por la lucha contra la amenaza extremista.

No obstante, reconoció haber recibido de A.A. una cantidad de 7.000 euros, subrayando que se trataba de una parte de beneficios de las actividades de la librería bruselense "Annour" que éste gestionaba por cuenta de la organización.

Abderrezak Soumah afirma que él y muchos de sus parientes se habían comprometido en un proceso de revisión de su doctrina a la luz del fracaso de los movimientos yihadistas, especialmente en Afganistán y Chechenia. "Con las armas que nos entregaron, podríamos haber sembrado el terror en Marruecos", concluyó.

Por: Bladi.es

Bladi.es