Recherche

El detenido S.R. pretende engañar a la opinión pública con una pretendida huelga de hambre

18 de junio de 2021 - 22h30 - Marruecos

© Copyright : DR

El detenido S.R, encarcelado en la prisión local Ain Sebaa 1 por violación y secuestro, intenta engañar a la opinión pública con una pretendida huelga de hambre, indicó el viernes la Delegación General de Administración Penitenciaria y Reinserción (DGAPR), precisando que este último en realidad está a dieta.



Contrariamente a lo publicado por algunos medios de comunicación digitales que alegan que el detenido en cuestión está en huelga de hambre, éste sigue en realidad un régimen alimenticio, ya que desde que anunció esta huelga, consumió alimentos (miel y dátiles) y tónicos (supradyne), reveló la DGAPR en un comunicado, añadiendo que incluso consumió sopa y zumo en dos ocasiones (respectivamente el 22 y el 23 de mayo de 2021).

En cuanto se dio cuenta de que el consumo de estos alimentos constituiría un cese flagrante de su supuesta huelga de hambre y, por tanto, pondría al descubierto su estratagema, se negó a seguir consumiéndolos, reza el comunicado, publicado en reacción a las alegaciones de algunos allegados del detenido, y personas que dicen ser defensores de derechos humanos, publicadas en sus cuentas en las redes sociales.

Al seguir este régimen por consejo de quienes le instan a no declarar el cese de su pretendida huelga de hambre, procura evitar las repercusiones negativas de una huelga de hambre efectiva sobre su salud y, al mismo tiempo, mantener un incansable martilleo mediático para engañar a la opinión pública de que el motivo de su detención es político y no de derecho común, destaca la DGAPR, señalando que esta táctica tiene como objetivo presionar a la autoridad judicial para que lo ponga en libertad.

De lo contrario, "¿cómo se explica que los indicadores vitales del preso (glucemia y tensión arterial) anotados diariamente por el servicio sanitario del centro penitenciario y los resultados de los análisis de sangre a los que fue sometido (el 31 de mayo y 8 y 15 de junio de 2021) sean cada vez normales?", se pregunta la misma fuente.

Además, "¿cómo después de una supuesta huelga de hambre de más de 70 días puede recorrer la distancia desde su celda hasta la oficina de abogados y conversar con ellos durante el tiempo suficiente y alegar al mismo tiempo que su estado de salud no le permite asistir a una audiencia judicial?", prosigue la DGAPR.

Evidentemente, estas flagrantes contradicciones sólo se pueden entender admitiendo que el detenido en cuestión intenta evitar asumir su responsabilidad penal en un caso de derecho común, violación y secuestro, continúa el comunicado, añadiendo que al mismo tiempo, algunas personas, cierta prensa digital y organizaciones, tanto dentro como fuera del país, todas hostiles a los intereses superiores del Reino, utilizan este caso, que califican de "político", para orquestar y llevar a cabo una campaña mediática furiosa y tendenciosa destinada a empañar la imagen de los derechos humanos del Reino.

Por: Bladi.es

Bladi.es