Recherche

El antaño Fnideq, animado y agitado, se va muriendo poco a poco

20 de noviembre de 2020 - 09h20 - Marruecos

© Copyright : DR

Tras la crisis sanitaria relacionada con el coronavirus, ha entrado Fnideq en una fase activa de fuerte depresión económica y financiera debido al cierre de las fronteras entre Ceuta y Marruecos. Casi todas las actividades que sustentaban el comercio y la economía transfronterizos han desaparecido.



El paso fronterizo supone mucho trasiego humano y una variopinta de actividades y pequeños servicios que lo acompañan. Fnideq como paso fronterizo siempre se ha beneficiado de los atributos que implica ser un punto de intercambios, antes de sumergirse en las tinieblas de una ciudad muerta, sin operación económica alguna desde el cierre de las fronteras, informa El Faro de Ceuta.

A consecuencia de esta situación, los bares, hoteles y negocios de referencia de la ciudad han cerrado por falta de sus clientes habituales, que ya no operar las idas y vueltas que condicionaba la fluidez de la circulación de bienes y personas. Se ven afectados por lo mismo el sector de las viviendas de alquiler y el de los transportes. El ritmo de vida de las poblaciones ha perdido fuelle significativo, y solo confían en el proyecto de construcción de una zona comercial cuyos avances hacen crujir dientes, concluye el mismo medio de comunicación.

Por: Bladi.es

Bladi.es