Recherche

España creó la crisis con Marruecos y la hizo asumir a Europa

24 de mayo de 2021 - 19h00 - Internacional

© Copyright : DR

España creó la crisis con Marruecos y la hizo asumir a Europa, afirmó el ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero, Nasser Bourita.



"España no ha consultado a Europa antes de tomar las decisiones que afectan a los intereses de Marruecos. España no ha consultado a Europa antes de hacer caso omiso de las normas Schengen para aceptar la entrada fraudulenta de una persona buscada por la justicia española (Brahim Ghali, jefe del «polisario», NDLR ). España ha creado una crisis y quiere asumirla a Europa", indicó Bourita, invitado del programa "Europe Soir week-end" en Europe1.

Según el ministro, "hay que poner la crisis entre Marruecos y España en en contexto". " Un contexto de crisis bilateral entre Marruecos y España" y "una crisis que no tiene nada que ver con Europa, una crisis creada por una decisión nacional de España sin concertación con sus socios europeos".

Para Bourita, "hay un intento de desviar el debate, de avanzar hacia esta cuestión migratoria cuando el fondo de la crisis es un acto desleal de España hacia Marruecos, hacia su pueblo y hacia sus intereses estratégicos".

Sobre la cuestión migratoria, el ministro recordó algunas verdades y presentó algunos hechos "lejos de todo discurso emocional".

"La primera verdad es que Marruecos no está obligado, no tiene vocación ni obligación de proteger fronteras distintas de las suyas. Marruecos no es ni el gendarme ni el conserje de Europa para proteger fronteras que no son las suyas. Marruecos no lo hace por mandato judicial ni por obligación. Marruecos ha hecho mucho en la cooperación migratoria, no por obligación, ni en relación con una contrapartida. Lo ha hecho en relación con una asociación. Una asociación entre Marruecos y España y una asociación entre Marruecos y la UE. Pero la asociación no está a la carta. La asociación significa en primer lugar que se comprenden bien los intereses estratégicos de los socios".

El mismo precisó que "Marruecos nunca ha actuado para hacer un servicio a cambio de un saldo o en contrapartida financiera. Lo que recibe Marruecos de la UE no supera los 300 millones de euros al año, es decir, menos del 20 pc del coste asumido por el Reino en el marco de la lucha contra la inmigración clandestina".

La crisis con España "es, en primer lugar, una crisis migratoria nacida de una crisis política entre dos socios", reiteró Bourita, insistiendo en volver sobre ciertos hechos y descartar las acusaciones que quieren mostrar a Marruecos como "el malo" en esta crisis, en un intento de desviar la atención.

En los últimos cuatro años, Marruecos ha desmantelado 8.000 células de tráfico de seres humanos. Marruecos también ha abortado 14.000 intentos de inmigración ilegal, entre ellos 80 intentos de asalto a la ciudad de Sebta. Asimismo, El Reino ha intercambiado con España más de 9.000 informaciones sobre la inmigración ilegal.

"Marruecos está en una política de buena vecindad y de asociación". " Pero la buena vecindad no es unidireccional. La buena vecindad no es una responsabilidad de Marruecos y una libertad de sus socios de actuar contra sus intereses", añadió.

En cuanto a las acusaciones lanzadas a Marruecos de recurrir al "chantaje a la inmigración", en este conflicto con España sobre el fondo de acogida por España del jefe de la milicia del "polisario", el ministro afirmó que "una vez más, el problema está mal planteado: como si Marruecos tuviera la obligación de actuar para proteger a Europa. Marruecos no está obligado. Marruecos lo hace como socio y la asociación tiene fundamentos. La asociación es recíproca. Se basa en una comprensión de los intereses de unos y otros". " No se puede engañar por la noche a su compañero, y pedirle al día siguiente que sea leal".

Preguntado sobre la situación de las relaciones diplomáticas con España, Bourita afirmó que "contrariamente a lo que dice la ministra española (de Asuntos Exteriores), no hubo contacto entre Marruecos y España desde el estallido de esta crisis y, contrariamente a lo que ella dice, Marruecos nunca fue informado de la llegada de este individuo (Brahim Ghali)".

"Hoy Marruecos plantea preguntas claras: ¿es normal en un Estado de derecho con respecto a un socio como Marruecos, falsificar un pasaporte, usurpar una identidad para hacer entrar a alguien en el territorio europeo. ¿Es normal que este señor sea perseguido en España por cuatro denuncias: una denuncia de violación de una ciudadana española, una denuncia por terrorismo de una asociación de víctimas del terrorismo español de las Islas Canarias, una denuncia por tortura ... ?" se preguntó Bourita.

Pero, aseguró el ministro, "Marruecos distingue entre sus muy buenas relaciones con la casi totalidad de los países de la UE, y una crisis bilateral nacida de una actitud hostil de España". " Se intenta desviar el debate y crear una crisis entre Marruecos y la UE que no existe", lamentó Bourita.

Sobre la cuestión de los migrantes menores de edad, el ministro afirmó que "es un problema que Marruecos discute de manera franca con muchos países europeos en el marco de su responsabilidad".

Según Bourita, "hoy existe un problema de confianza, de respeto mutuo con el socio directo en una crisis que la propia España ha creado, depende de ella encontrar la solución".

Y si "España piensa que la crisis podría resolverse exfiltrando a este señor (Brahim Ghali) por los mismos procedimientos, es porque busca el empeoramiento y la agravación de la crisis e incluso la ruptura", concluyó el ministro.

Por: Bladi.es

Bladi.es