Recherche

España: la sociedad civil sigue pidiendo justicia después de la muerte de Marouane

18 de abril de 2021 - 20h00 - Marroquíes del extranjero

© Copyright : DR

La Audiencia Provincial de Valencia ha archivado el caso relativo al suicidio de Marouane Abouobaida, un joven marroquí de 23 años, en una celda de aislamiento del centro de retención de migrantes de Zapadores el 15 de julio de 2019. Los actores de la campaña CIE NO de Valencia, por falta de obtener una condena penal, intentan una acción para una sanción administrativa del Centro.



El 15 de julio de 2019, tres agentes del Centro de retención de migrantes de Zapadores (CIE) en Valencia, arrastran a Marouane Abouobaida, un joven marroquí de 23 años, hospitalizado desde varios días, en una celda de aislamiento donde se suicidó después una hora y media.

Hace dos semanas, el tribunal provincial de Valencia decidió archivar el asunto. Una campaña de denuncia denominada “CIE No de Valencia”, fue lanzada para pedir que se condenara al Centro por la muerte del marroquí. Pero para el juez, no habrá ninguna sanción penal por este crimen, sobre todo porque claramente no se ha establecido la comisión de faltas por parte de los agentes.

Las imágenes de las cámaras de vigilancia del Centro muestran como Marouane fue puesto en la celda de aislamiento pero no revela nada que pueda incriminar a los agentes. Para unas organizaciones de defensa de derechos humanos, estos centros son unas prisiones racistas donde sufren y mueren a veces personas que no cometieron ningún crimen excepto el de estar sin documentos.

El 14 de julio, un día antes de su fallecimiento, varios detenidos atacaron a Marouane causándole fracturas en el rostro. Unos días antes, ya fue víctima de dos otras agresiones. El hospital le recomendó un descanso sanitario y una vigilancia regular. A pesar de estos protocolos antisuicidio, los agentes de policía se fueron varias veces a la puerta de la celda de Marouane, echaron un vistazo a través de la mirilla, sin molestarse en entrar para asegurarse de que estuviera bien. Su cuerpo fue encontrado 40 minutos después de su suicidio, y menos de una hora y media después de su puesta en aislamiento.

En la orden de rechazo del caso, el Tribunal provincial indica que puede haber tenido “atención médica integral” y “una mala conducta por parte de un agente”, solicitando “evaluar todo lo que se pudiera hacer y que no fue hecho” en esta situación. Según el juez, no hay un verdadero culpable cuando una persona decide suicidarse, pero si Marouane no fue aislado después de varios ataques sufridos, quizás aún estaría vivo.

El cuerpo de Marouane fue trasladado a Marruecos donde fue sepultado en un cementerio cerca de Casablanca.

Por: Bladi.es

Bladi.es