Recherche

La ex ministra española de Exteriores pagó cara su mala gestión con Marruecos

10 de julio de 2021 - 23h00 - España

© Copyright : DR

La ya ex ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, destituida el sábado del Gobierno de Pedro Sánchez, pagó muy cara su actitud irresponsable de permitir la acogida a escondidas del jefe de los separatistas del polisario, el denominado Brahim Ghali, según los analistas políticos españoles.



González Laya y el Gobierno español han optado por la opacidad y han actuado a espaldas de Marruecos, privilegiando la entrada ilegal en España de un criminal de guerra, indicó el analista político Miguel Ángel Puyol, asegurando que la ex ministra no ha medido bien las consecuencias de su acto hostil hacia Marruecos.

La salida de González Laya es la consecuencia directa de sus arriesgadas decisiones y de su mala gestión de la crisis con Marruecos, un país que cumple sobradamente sus compromisos de cooperación y buena vecindad con España, señaló Puyol en una declaraciónn a la MAP tras el anuncio de una amplia remodelación del Gobierno en España que afecta a siete departamentos.

La acogida del criminal Brahim Ghali y las revelaciones hechas a plena luz del día sobre este caso, incluidos los informes del ejército, confirman un grave error diplomático por parte del Gobierno español, que ha perdido la confianza de un socio estratégico y leal como Marruecos, agregó Puyol, señalando que las informaciones publicadas por diversas organizaciones han dado la razón a Marruecos.

En la misma línea, Rafael Esparza Machín, académico y ex dirigente del Partido Socialista Obrero Español en Canarias, señaló el amateurismo de González Laya en la gestión de las relaciones con Marruecos.

"Sin duda, la crisis provocada por la ex ministra de Exteriores con Marruecos y su lamentable gestión de este asunto son la principal causa de su salida forzada del Gobierno", dijo Esparza en una declaración similar.

Al permitir, el pasado mes de abril, la entrada ilegal en territorio español del llamado Brahim Ghali bajo una identidad falsa para escapar de la justicia española, González Laya cometió un error imperdonable, que ha sido confirmado por los informes del ejército y de los departamentos concernidos.

"La actitud de González Laya, aparentemente víctima de una maniobra argelina, constituye un acto de traición cuyas consecuencias son fatales para las relaciones bilaterales", insistió.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, anunció el sábado una profunda remodelación ministerial, en la que destaca particularmente la salida forzada de la controvertida ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya.

Criticada por los círculos políticos españoles por su mala gestión de varios asuntos delicados, González Laya fue sustituida por el actual embajador de España en Francia, José Manuel Albares.

Por: Bladi.es

Bladi.es