Recherche

Con su "huelga de hambre", el detenido Soleiman Raissouni pretende incitar al tribunal a ponerlo en libertad

7 de julio de 2021 - 09h00 - Marruecos

© Copyright : DR

El detenido Soleiman Raissouni, perseguido por violación y secuestro, pretende con su "supuesta huelga de hambre" presionar al tribunal competente para que lo ponga en libertad, afirma la Delegación General de Administración Penitenciaria y Reinserción (DGAPR).



En su informe sobre la "huelga de hambre del detenido Soleiman Raissouni y su relación con su proceso judicial", la DGAPR indicó que recientemente se habían difundido informaciones en la prensa electrónica y en las redes sociales sobre la situación del detenido preventivo Soleiman Raissouni en la prisión local Ain Sebaa 1, acusado de violación y secuestro, en relación con su supuesta huelga de hambre, que declaró el 8 de abril de 2021.

"Dados los efectos engañosos que podría tener la publicación de tales informaciones, la opinión pública debería saber que, con su ’huelga de hambre’, este detenido pretende incitar al tribunal competente a ponerlo en libertad", subraya el informe, añadiendo que para convencerla (la opinión, ndlr), habría que ilustrarla informándole de datos y consideraciones significativas vinculadas a esta "huelga de hambre" y a la relación entre la forma en que el detenido la gestiona y su caso ante los tribunales.

"El personal médico y paramédico de la penitenciaría supervisó diariamente el estado de salud del detenido, tomando sus constantes vitales desde el día en que se declaró en ‘’huelga de hambre", explica la delegación.

Desde aquel día hasta el día de hoy, de las 36 veces que se le ha pedido al detenido que tome sus constantes vitales, se ha negado a que se le midan su glucosa en sangre 23 veces y su peso y su presión arterial 12 veces, señala la misma fuente, informando que durante los últimos diez días, se negó siete veces a que le tomaran los tres constantes vitales.

"Se puede observar en sus parámetros vitales registrados desde el día del anuncio de su "huelga de hambre" que su nivel de azúcar en la sangre y su presión arterial se han mantenido normales en su mayor parte. En cuanto a su peso, no ha disminuido significativamente desde el 28 de abril de 2021, fecha del anuncio de su ’huelga’, la pérdida registrada desde esa fecha hasta el 29 de junio de 2021 no ha superado los 19 kilogramos", detalla el informe.

Según la DGAPR, "siempre que el interesado presentaba un riesgo de hipoglucemia, de hecho no más de cuatro, la dirección de la penitenciaría lo evacuaba al Centro Hospitalario Universitario Ibn Rochd de Casablanca para ponerlo en infusión. Además, se benefició de 12 análisis de laboratorio para vigilar la evolución de sus parámetros vitales. Estos análisis no han establecido ningún trastorno vital".

A la vista de estos datos, cabe preguntarse cómo una persona que afirma estar en huelga de hambre durante 87 días sólo ha perdido 19 kilos y cómo han permanecido normales durante todo este período su nivel de azúcar en sangre, su presión arterial y otros parámetros vitales, se pregunta la delegación.

"La opinión pública debería conocer ciertos datos para poder responder a estas preguntas totalmente comprensibles y justificadas. De hecho, desde que anunció que iba a entrar en huelga de hambre hasta hoy, ha estado consumiendo miel regularmente. En efecto, durante ese período consumió 16,750 kilogramos, 12 adquiridos por sus medios al economato de la penitenciaría, 2,5 suministrados por sus familiares cercanos y 2,250 por la dirección de la penitenciaría", indica el informe.

Asimismo, el 22 de mayo de 2021, el interesado tomó una sopa caliente a base de verduras y de carne. Al día siguiente (23 de mayo de 2021) tomó la misma comida y recibió de la dirección de la penitenciaría una cesta llena de frutas, dátiles y yogures".

Por otra parte, durante su "huelga de hambre" recibió cinco veces cantidades de dátiles de esta dirección, un kilo la primera vez y un cuarto de kilo cada una de las otras cuatro veces, es decir, 2 kilogramos en total. También tomó tónicos (Supradyne y Berocca) que el médico de la penitenciaría le prescribió tres veces para permitirle mejorar sus parámetros vitales, respectivamente el 14 de abril, el 25 de mayo y el 10 de junio de 2021.

De lo anterior se desprende que el detenido no estaba en huelga de hambre en el sentido estricto del término, afirma el informe, explicando que, de hecho, "gestionaba y sigue gestionando su supuesta huelga de hambre de una manera que le permite preservar sus parámetros vitales, por una parte, y asegurarse, por otra, de que los medios de comunicación y las redes sociales siguen planteando la cuestión de su estado de salud, suscitar la simpatía de la opinión pública hacia él y mantener así la presión sobre el poder judicial".

Así, la reciente difusión por la esposa del detenido de un retrato robot de éste y el uso que se ha hecho de él por los elementos y las partes que orquestan este martilleo mediático se inscriben en esta táctica, estima la delegación.

"Correlativamente, el detenido se abstenía deliberadamente de comer miel a medida que se acercaban las audiencias judiciales para hacer bajar sus indicadores vitales y excitar así su incapacidad física de comparecer en estas audiencias. Y mientras las grabaciones de las cámaras de vigilancia demuestran que se movía normalmente dentro de la clínica de la cárcel, pedía la silla de ruedas para recibir a sus visitantes y sobre todo para entrevistarse con sus abogados", indica el informe.

A este respecto, la DGAPR precisa que se entrevistó con sus abogados 37 veces, y cada entrevista duraba en promedio dos horas y a veces hasta cuatro. Además, el 5 de julio de 2021, que, cabe señalar, coincide con el 88º día de su supuesta huelga de hambre, el detenido se reunió normalmente con tres de sus abogados durante más de una hora.

¿Cómo es posible que sea capaz de hablar con sus abogados durante todo este tiempo y, paradójicamente, no tenga la fuerza física necesaria para comparecer ante el tribunal?, se pregunta de nuevo la delegación.

"En relación con lo anterior, cabe señalar que además de las visitas de sus abogados, la visita diaria del director de la penitenciaría, las visitas del director regional dependiente de la Delegación General y la visita de la fiscalía competente, el detenido fue visitado ocho veces por su esposa y cinco veces por otros familiares", explica el documento.

El mismo fue visitado una vez por una delegación del Consejo Nacional de los Derechos Humanos, dos veces por miembros de la Comisión de los Derechos Humanos de la región de Casablanca-Settat, tres veces por el Observatorio marroquí de las prisiones, una vez por la Organización Marroquí de los Derechos Humanos y una vez por el presidente del Sindicato Nacional de la Prensa marroquí y el presidente del Consejo Nacional Federal de este sindicato.

"Si sus visitantes, especialmente los que dependen de instituciones administrativas o judiciales o de derechos humanos o representan a organizaciones sindicales o de defensa de los derechos humanos, le instaron a abandonar su ’huelga de hambre’ para prevenir las consecuencias nefastas para su salud, el interesado mantuvo su posición de rechazo, alegando que su caso ante los tribunales es un proceso de opinión y no un asunto de derecho común y que se basa en el apoyo de los medios de comunicación que recibe de las partes interesadas para presionar al tribunal", indica la DGAPR.

La Dirección penitenciaria afirmó: "De todos los datos y consideraciones presentados en el presente informe se desprende que la ’huelga de hambre’ que el detenido ha anunciado y que sigue observando de la manera especificada anteriormente no es en absoluto una reacción a sus condiciones de detención. En efecto, la dirección y el equipo médico de la penitenciaría, como ya se ha mencionado, no han cesado de exhortarle a que abandone su posición de rechazo, que sólo puede justificarse con el objetivo final de presionar al tribunal para que lo ponga en libertad y no asumir su responsabilidad penal en el caso de derecho común en el que se le procesa por violación y secuestro".

El servicio de salud de la penitenciaría en cuestión dispone de todos los documentos relativos a los análisis médicos de que se ha beneficiado el detenido y que se han realizado en laboratorios privados o en el Centro Hospitalario Universitario Ibn Rochd de Casablanca, concluye el informe.

Por: Bladi.es

Bladi.es