Recherche

Humillación y traumatismo por llevar el velo

24 de junio de 2020 - 07h40 -Marroquíes del extranjero

© Copyright : DR

Solo quería ayudar a un manifestante herido por la policía en la manifestación Black Lives Matter en Miami, en Florida, el 10 de junio de 2020. Alaa Massri, estudiante musulmana, tras ser interpelada fue violentada y humillada.



Alaa Massri formaba parte del personal sanitario que se ocupaba de los manifestantes heridos durante la manifestación Black Lives Matter de Miami. En la efervescencia de la manifestación, reparó en el hecho de que un coche de policía chocó contra uno de los manifestantes. Enseguida, acudió para apoyar a esta persona herida, sin darse cuenta de que los ánimos ya se habían enconado en las filas de la policía antidisturbios.

De repente, los agentes de policías se cebaron en ella sin motivo alguno, mientras les pedía que pararan la agresión. En respuesta a lo que pedía, fue detenida y llevada al centro correccional Turner Guilford Knight. Allí, le quitaron su velo para hacerle una foto de identidad judicial (mugshot). La foto circuló por la tele y varias plataformas. Los policías no se contentaron con esto. Como si no fuera suficiente, le negaron además su derecho a llevar su velo durante las siete horas siguientes.

Ninguno de los funcionarios de la policía de Miami le explicó a Massri los motivos de su detención. Tampoco, le leyeron los derechos Miranda, principio que les obliga a todos los policías a informar a los ciudadanos en detención sobre sus derechos. Le retiraron su derecho constitucional de llevar el velo, al igual que su derecho a la libertad de expresión. Sus derechos individuales fueron violados. Esta situación le causó a la chica un traumatismo emocional, mental y físico.

Por: Bladi.es

Bladi.es