Recherche

Le BEFA, una herramienta jurídica de protección para el inmobiliario de alquiler

21 de febrero de 2020 - 07h40 -Marruecos

© Copyright : DR

Un encuentro bajo iniciativa de la LPA-Casablanca, un gabinete de abogado especializado en el inmobiliario y el derecho comercial, para presentar el Contrato de alquiler en estado futuro de terminación (BEFA), que es a la vez una nueva invención de práctica y una alternativa de promesa de contrato de alquiler.



Practicado en Marruecos desde más de 12 años, el BEFA responde a una necesidad cada vez más mayor en materia de inmobiliario profesional de alquiler, especialmente en la industria. Durante este encuentro, la particularidad del BEFA, que buena parte del mercado ignora, fue detallada. Sus ventajas y los tipos de operaciones que se vinculan a él fueron igualmente presentados por los expertos, informa aujourd’hui la Maroc.

Según Romain Berthon, asociado-gerente de la oficina de Casablanca, y asociado a la oficina de París LPA-CGR abogados, esta práctica tiene su fundamento en varios regímenes jurídicos, especialmente los contratos de alquiler industriales, contratos de alquiler civiles y el derecho de los contratos. “no es porque uno no tiene régimen específico a una institución como el BEFA que se supone que no existe. Tenemos la suerte en Marruecos de tener un sistema jurídico muy libre, que aplica un principio importante, a saber la libertad contractual. Fue desde allí que el BEFA nació e se impuso como siendo una herramienta jurídica de protección”, dijo él.

Para el experto, el BEFA permite la protección, a la vez del tomador y concedente. Según él el concedente compra el terreno y construye el bien para las necesidades del tomador, que recibe a modo de alquiler locales conformes a sus necesidades de calidad, calendario y precio. “Se trata de dos partes profesionales, responsables y cuya actividad está bien organizada”, indica él además.

El asociado-gerente mantiene además que el alquiler llave a mano, o lo que se conoce en la jerga profesional como “fit-to-lease” es la operación más corriente del BEFA a nivel nacional. El esquema es el siguiente: el industrial encuentra un terreno. Lo hace comprar por un inversor, a menudo, un fondo inmobiliario, que se compromete, por su parte a construirlo según el pliego de condiciones del tomador.

Por: Bladi.es

Bladi.es