Recherche

Marruecos-España: el rey Felipe VI podría intervenir en la resolución de la crisis

23 de mayo de 2021 - 16h29 - España

© Copyright : DR

Arancha González Laya, ministra española de Asuntos exteriores, Unión europea y Cooperación, afirma que el restablecimiento de una relación normal con Marruecos necesita de un espacio de discreción. A pesar de una vuelta a la calma en Ceuta, las relaciones siguen tensas entre Rabat y Madrid.



“En estos momentos, el restablecimiento de una relación normal necesita de un espacio de discreción. […] Me gustaría mantener la discreción de la diplomacia porque es lo propio de una relación madura. Nosotros queremos tener una relación madura con Marruecos, incluso cuando hay desacuerdos”, declaró la jefa de la diplomacia española en una entrevista concedida al diario La Razón. Por otra parte, aseguró que “ha habido conversaciones de distintas personas a distintos niveles”.

En una pregunta del periodista sobre el papel que podría jugar el rey Felipe en la resolución de la crisis, Arancha González Laya indicó que “el Rey tiene un importante papel en nuestras relaciones internacionales. Si la pregunta es cuál va a ser la estrategia del Gobierno de España y con quien la va a activar y cuándo lo va a hacer, creo que lo mejor es seguir algo que para mí es muy importante que es una diplomacia discreta”, añadió. Según los dichos de la titular de Exteriores, el gobierno español no pensaba que la admisión del jefe del Polisario, Brahim Ghali en un hospital de Logroño, bajo la falsa identidad de Mohamed Ben Battouche, de nacionalidad argelina por “motivos humanitarios” podría desencadenar nuevas tensiones entre ambos países.

“Nosotros nunca quisimos un conflicto. Nunca lo buscamos. No lo deseamos. Y desde luego no lo alimentamos. Lo que queremos, y así se lo transmití a la embajadora (Karima Benyaich,) es mirar al futuro. […] Nosotros no hemos creado este conflicto y no lo queremos mantener. Y vamos a seguir trabajando en esa línea”, se defendió la ministra. “Si la cuestión es que con ese gesto humanitario España está tomando partido en el contencioso del Sáhara, la respuesta clara y rotunda del Gobierno es no. España no ha cambiado su postura”, se justificó al afirmar que no concibe que a un “gesto humanitario” provocaría una crisis migratoria.

Jueves, el flujo de migrantes se interrumpió en la frontera en Ceuta, pero las tensiones diplomáticas entre los dos países permanecen. España le acusa a Marruecos de “agresión” y “chantaje”. “Marruecos no procede al chantaje, Marruecos ha sido claro respecto a sus posturas, sus acciones y su actitud”, replicó Nasser Bourita, ministro de Asuntos exteriores en una declaración a la MAP. “Si hay crisis entre Marruecos y España, es porque Madrid ha juzgado, de modo soberano, trabajar con los enemigos del reino y acoger en su territorio a alguien que hace la guerra cada día a Marruecos”, añadió.

Por: Bladi.es

Bladi.es