Recherche

Marruecos: viva emoción tras la liberación de un pedófilo

8 de febrero de 2020 - 15h00 -Marruecos

© Copyright : DR

El caso del ciudadano kuwaití de 23 años, acusado por acoso sexual contra una menor de 14 años a Marrakech, es objeto de recurso para la puesta en detención del imputado.



Esta puesta en detención es seguida con estupor por la familia de la víctima y las Asociaciones para la defensa de los derechos humanos. Según Médias 24, los hechos remontan a julio de 2018, cuando la víctima y el acusado se citaron en una casa en Marrakech. Al término de esta partida de placer, la denunciante acusa al imputado de relaciones “forzadas y violentas”, mientras que el kuwaití persiste en que han sido “consentidos y pagados”.

Según la misma fuente, fundamentándose en unos documentos del caso, la investigación preliminar llevó a las conclusiones de abuso deshonesto de menor con desfloramiento. Estas conclusiones fueron establecidas a partir de las declaraciones de la víctima durante todas las etapas de la investigación. En cuanto al imputado, niega los hechos para escapar a la sanción que merecen sus actos criminales, concluye el acta verbal de la Brigada de costumbres.

Ahora en libertad condicional con una multa de 30 000 DH, el pedófilo está bajo vigilancia con prohibición a salir del territorio marroquí. Será perseguido por “atentado al pudor con violencia” contra una adolescente de 14 años, indica el mismo medio. Por eso, el turista kuwaití va a comparecer el próximo 11 de febrero ante la Cámara criminal del Tribunal de apelación de Marrakech.

La Asociación marroquí de los derechos humanos (sección de Marrakech) desaprueba esta libertad condicional, y se alegra de la apelación de la fiscalía general, respecto a esta liberación. Saluda esta apelación en curso de examinación en la Cámara de consejo, en sesión privada, y cuya fecha de liberación queda desconocida. Por otra parte, la Asociación anuncia su intención de constituirse en parte civil en este expediente, que reveló al público para que el imputado sufra el rigor de la ley.

Por: Bladi.es

Bladi.es