Recherche

Marruecos / Segunda oleada del Coronavirus: "Nos estamos preparando para lo peor"

21 de noviembre de 2020 - 17h20 -Marruecos

© Copyright : DR

La segunda oleada de la Covid-19, sin mencionar la gripe estacional en el horizonte, está causando mucha preocupación en el reino. Si bien se ha duplicado la capacidad de los cuidados intensivos y la reanimación, falta personal sanitario y se siguen registrando nuevos casos de infección.



La segunda oleada de la pandemia del coronavirus amenaza con abrumar los muchos esfuerzos del gobierno. Si el reino se salvó relativamente durante la primera oleada, las cifras no han dejado de dispararse desde el comienzo del año escolar, alcanzando récords de infección con más de 5 000 nuevos casos diarios, aunque la tasa de letalidad se mantiene por debajo del 1,7%, informa Le Monde. Solo la región de Casablanca-Settat representa el 18% de los más de 300 000 casos de Covid-19 registrados. Y esto, a pesar de las medidas decretadas en septiembre para frenar la epidemia.

En el hospital Ibn Rochd de Casablanca, en particular en la unidad de cuidados intensivos, la situación es insostenible y los médicos están desbordados. "Los que sobreviven son trasladados a los hospitales regionales, donde los pacientes de la Covid-19 ingresan en condiciones menos graves, esperando mejorar y volver a casa. Los otros no sobreviven", dice Lahoucine Barrou, el jefe de departamento. Más adelante, lamenta el especialista en reanimación, "estamos en medio de la segunda oleada, nos estamos preparando para lo peor", confía, y añade que "por el momento, estamos intentando tener espacio en la unidad de reanimación, pero a futuro nos veremos colapsados".

Todavía en el Hospital Ibn Rochd, que depende del Centro Hospitalario Universitario (CHU) de Casablanca, a pesar de las 65 camas de cuidados intensivos, se han creado cuatro unidades de cuidados intensivos con 70 camas adicionales y se han equipado para recibir pacientes con coronavirus desde la crisis sanitaria. "Hemos desocupado todo un departamento de cirugía para crear una unidad de reanimación. Solo tomamos casos graves, porque tenemos las máquinas que nos permiten utilizar diferentes técnicas de oxigenoterapia", dijo el médico, al señalar que "no son las máquinas las que constituyen el problema". Se compra el equipo. No se puede comprar seres humanos".

En realidad, ante la falta de personal de enfermería, el CHU ha contratado a varios graduados de la escuela de enfermería para ayudar a los reanimadores. Pero el número de personal sigue siendo insuficiente a escala nacional. Sin embargo, "con 12 000 médicos en el sector público para 36,5 millones de habitantes, todo el sistema está bajo presión", apunta la misma fuente. "Todo se está complicando. La fatiga va agotando", dice Kamal Marhoum El Filali, jefe del departamento de enfermedades infecciosas. Si por un lado los médicos del CHU reconocen que los errores cometidos durante la primera oleada han ayudado a comprender la enfermedad para poder tratarla mejor, denuncian por otro lado, el comportamiento "irresponsable" de la población y un "laxismo general" ante la gravedad de la situación. "Los pacientes que llegan aquí ya están en una situación crítica. Ya sea porque no creían en la Covid-19 o porque preferían automedicarse", lamenta el Sr. Barrou.

En otros casos, señala, "los pacientes incluso se han instalado salas de resucitación en sus casas, equipadas con extractores de oxígeno, para evitar ir al hospital. Es muy peligroso. Los pacientes con insuficiencia respiratoria deben ser monitoreados de cerca. Desafortunadamente, muchos mueren al llegar a la sala de emergencias porque ya es demasiado tarde.

Por: Bladi.es

Bladi.es