Recherche

Marruecos no tiene problemas con la UE, sino con España, que debe encontrar una solución

24 de mayo de 2021 - 15h45 - Internacional

© Copyright : DR

Marruecos no tiene problemas con la Unión Europea. Tiene un problema con España sobre una cuestión que afecta a sus intereses supremos y depende de este país encontrar la solución, afirmó el ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y de los Marroquíes Residentes en el Extranjero, Nasser Bourita.



"Para Marruecos, España ha creado una crisis mediante actos. Y España, por actos, debe resolver esta crisis", aseguró Bourita, anoche en LCI.

"En este asunto hay muchas amalgamas y muchos discursos falaces. Se trata en primer lugar de un problema entre Marruecos y España. Un problema político", a raíz de la decisión de Madrid de acoger al jefe del "polisario", el denominado Brahim Ghali, indicó el ministro de Asuntos Exteriores.

"La realidad es que España ha introducido a esta persona en su territorio con documentos falsificados y una identidad usurpada sin ni siquiera informar a Marruecos. La realidad es que esta persona está siendo perseguida en España. Hay al menos cuatro denuncias contra él por violación de una ciudadana española, tortura y terrorismo por parte de una asociación canaria de víctimas del terrorismo. Por tanto, se trata de un caso de Estado de Derecho, de aplicación de la ley española en primer lugar y de intervención de la justicia española", afirmó Bourita.

Según él, "Marruecos ha sido claro desde el principio: se trata de un acto contra sus intereses, de un acto desleal que no respeta ni siquiera la dignidad y los intereses de las víctimas españolas". Y, "las consideraciones humanitarias que se plantean, no son más que una falsa coartada". Porque "la ayuda humanitaria no significa que se maneje a espaldas del socio. La ayuda humanitaria para un país vecino no significa que se cambie de pasaporte y se introduzca a una persona en el espacio europeo. Lo humanitario no es olvidar el derecho de las víctimas españolas y desactivar la justicia española. Este es el fondo del problema".

En cuanto a la cuestión migratoria, el ministro recordó algunos hechos "lejos de toda emoción y lejos de toda demagogia".

"En primer lugar, Marruecos no tiene la obligación de proteger las fronteras distintas de las suyas. Marruecos no tiene por vocación ser el gendarme de Europa ni su conserje. Marruecos lo hace en el marco de una asociación bien entendida entre Marruecos y España y entre Marruecos y Europa".

"Marruecos lo hace como socio. Y si no se respetan los fundamentos de esta asociación, hay que preguntar a España, país europeo, si consultó a Europa antes de actuar contra los intereses de este socio. Hay que preguntar a España por qué ha actuado de manera fraudulenta para un criminal de guerra cuya importancia en relación con un tema importante para Marruecos y los marroquíes es conocida".

Según el ministro de Asuntos Exteriores, "España no ha consultado a Europa para crear la crisis. Este es un primer hecho. Marruecos no tiene la obligación. Marruecos lo hace como socio. Pero la asociación no es unidireccional. La Asociación no está a la carta. Si Europa, socio de Marruecos, considera que la lucha contra la migración es su prioridad, este socio que es Marruecos también tiene sus prioridades".

"¿La asociación es pedir a Marruecos que respete su parte de esta asociación pero que se permite actuar contra sus intereses fundamentales?" se preguntó Bourita.

Con respecto a la afluencia de inmigrantes sobre el presidio ocupado de Sebta, el ministro subrayó que "las crisis migratorias se han tenido de manera cíclica. Lo que ha ocurrido esta vez es que hay un contexto. Han querido sobredimensionar todo esto para desviar la atención del problema real".

El mismo destacó que "el problema es en primer lugar bilateral entre Marruecos y España. Querer implicar a Europa, querer europeizar el problema a través de la cuestión migratoria es desviar la atención".

"La crisis es bilateral entre Marruecos y España", subrayó. Y sobre la cuestión migratoria, "el registro de Marruecos es bien conocido". En este contexto, el ministro presentó cuatro cifras edificantes: Marruecos ha abortado 14.000 intentos de inmigración ilegal en tres años. Marruecos ha desmantelado más de 8.000 células de tráfico de seres humanos. Marruecos ha abortado 80 intentos de asalto contra la ciudad de Sebta. Por último, Marruecos ha intercambiado con España más de 9.000 informaciones sobre la inmigración clandestina.

Según Bourita, "si Europa nunca se ha preocupado por su flanco occidental, no es porque este flanco no sea utilizado por las mafias de trata de seres humanos, sino porque un país ha movilizado a 20.000 de sus fuerzas de seguridad diariamente para proteger sus costas".

Una vez más, "Marruecos no lo hace por obligación", reiteró el ministro de Asuntos Exteriores, lamentando de paso que se "olvide a menudo los trenes que llegan a tiempo durante años". Sin embargo, Marruecos ha cumplido su obligación como socio y no a cambio de una contrapartida financiera. Marruecos no recibe nada de Europa", dijo.

Sobre el desenlace que podría tener este asunto, el ministro de Asuntos Exteriores afirmó que "España se equivoca si piensa que al enviar a este señor (Brahim Ghali NDLR), sobre todo con los mismos procedimientos, se va a resolver el problema". " ¡Al contrario! Esto significa que España ha tomado una decisión en contra de los intereses de Marruecos. España habría tomado una decisión contra sus propios ciudadanos, víctimas de este criminal. Marruecos sacará las consecuencias".

"Marruecos está satisfecho con su relación con la UE. Marruecos no tiene ningún problema con la UE. Marruecos tiene un problema con España y en relación con un tema particular creado por España sin implicar a Europa. Y creo que depende de España resolver este problema, ¿y es España la que debe investigar primero cómo entró este señor? ¿Por qué cambiaron su pasaporte? ¿Por qué cambiaron su identidad? Y ¿por qué se desactivó la justicia en relación con los crímenes abyectos que cometió?"

Por: Bladi.es

Bladi.es