Recherche

Melilla: las prostitutas migrantes abandonadas

25 de enero de 2021 - 13h00 - España

© Copyright : DR

En Melilla, el confinamiento debido a la pandemia de la covid-19, a la que se ha sumado el cierre de las fronteras con Marruecos, ha paralizado las actividades de las mujeres migrantes, que practicaban la prostitución como único medio de sustento, a pesar del plan de urgencia lanzado por las autoridades.



“Espero que cobre 30 euros la noche” declaró Lamya, una prostituta que caminaba lentamente después de medianoche, a lo largo de la calle La Legión, en el mayor barrio de Melilla, el Real, en busca de un cliente.

Obligada a prostituirse debido a su situación irregular, denuncia la esclavitud que reina en el mundo del empleo. “Estoy en busca de un empleo…, pero sin papeles, nadie quiere contratarme”, cuenta esta marroquí de 44 años.

Lamya dice que no espera nada del gobierno. Tampoco tiene confianza a las ONG que operan en la asistencia social. “Solo vienen por unos días, hacen preguntas y luego desaparecen para hacer reportajes o dicen que no tienen recursos”, afirmó ella.

El plan de urgencia que implementa el ministerio de Igualdad para amortiguar las consecuencias económicas y sociales del coronavirus, no ha tenido ningún impacto sobre la vida de las prostitutas que han sido excluidas desde el inicio, antes de ser tomadas en cuenta más tarde. Este plan pretendía asegurar a estas las “necesidades básicas”, en particular, el alojamiento.

Meses tras la publicación de este plan, la realidad muestra que las prostitutas en Melilla no se benefician de ninguna de estas medidas desde el inicio de la crisis sanitaria.

Para Lamya, como prostituta, los preservativos, el lubrificante, las mascarillas y el gel hydroalcohólico no protegen contra el coronavirus. “Todo esto tiene poca utilidad. ¿Quién realmente usa la mascarilla al practicar relaciones sexuales? Contraeré el coronavirus antes de enfermar por el VIH”, defendió.

Por: Bladi.es

Bladi.es