Recherche

Moulay Hicham: “el acercamiento Marruecos-Israel no puede descansar en un regateo”

4 de febrero de 2021 - 16h20 - Marruecos

© Copyright : DR

El príncipe Moulay Hicham recalca que la normalización de las relaciones diplomáticas entre Marruecos e Israel no puede descansar en un regateo para el reconocimiento de la soberanía del Reino sobre el Sahara marroquí por Estados Unidos.



“Este reconocimiento mutuo ha suscitado vivas críticas en diversos medios, que le reprochan a Marruecos haber explotado la situación de dos pueblos sin Estado: Marruecos abandonaría a los palestinos a cambio de la consolidación de su postura en el Sahara marroquí, cuyo estatuto no ha sido determinado todavía por el derecho internacional. Este relato geopolítico no toma, sin embargo, cuenta de la perspectiva marroquí. El Reino no considera que la cuestión del Sahara marroquí y la de Palestina pueden ser objeto de un regateo recíproco”, declara en una tribuna hecha pública por L’Obs.

Según el príncipe Moulay Hicham, las dos situaciones son tristes herencias del colonialismo occidental, pero cada una de ella tiene su especificidad y plantea sus propios desafíos. “La misión esencial para Marruecos consiste en resolver cada conflicto de la manera más justa”, piensa, al hacer observar que el contexto del Sahara marroquí no es equivalente de la tragedia palestina.

“Los palestinos non son ciudadanos de Israel, mientras que los saharauis son ciudadanos marroquíes, aunque algunos niegan este estatuto. La anexión de Palestina por Israel imposibilita toda ciudadanía futura. Israel le ha privado a Palestina de la autonomía y de su capacidad para autoadministrarse, en violación de los acuerdos de Oslo centrados en el establecimiento de una confianza reciproca en la perspectiva de la creación de un Estado palestino”, explica.

El primo del rey Mohamed VI recuerda por otra parte que la apertura de Marruecos al principio de una normalización con Israel viene de lejos, de un punto de vista histórico. Según sus explicaciones, hay, desde el origen de la monarquía alauita, una larga y rica tradición de compromiso de la dinastía para con el judaísmo y la judeidad. Mejor dicho, la Constitución marroquí reconoce la herencia del judaísmo como parte integrante de la identidad nacional. A este respecto, el príncipe Hicham afirma que los acontecimientos actuales inscriben el rey Mohamed VI en la línea de su abuelo y de su padre. Además, observa que el soberano dio un paso más en el proceso de acercamiento.

“Sería importante que, sobre cuestiones tan esenciales, el pueblo marroquí pudiera expresarse y que la libertad de opinión fuera plenamente reconocida”, sostiene el príncipe Moulay. “Marruecos considera que una auténtica reconciliación con Israel no puede descansar en un regateo. Esto está supeditado a un proceso que respete también los derechos del pueblo palestino, siendo constancia que aparece en toda nuestra historia”, concluye.

Por: Bladi.es

Bladi.es