Recherche

No se liberará a los manifestantes detenidos de Fnideq

12 de febrero de 2021 - 09h40 - Marroquíes del extranjero

© Copyright : DR

El tribunal de primera instancia de Tetuán ha aplazado hasta el 16 de febrero el examen del asunto de las cuatro personas detenidas en relación con las manifestaciones contra el empeoramiento de la situación económica en Marruecos. El tribunal también rechazó las solicitudes de libertad provisional presentadas por los abogados de los acusados.



El asunto se abrió después de que la fiscalía de Tetuán decidiera el lunes procesar bajo detención a las cuatro personas detenidas, entre ellas un militante de Al Adl Wal Ihssane "Justicia y Beneficencia". Se trata de Yassine Razine, Reda Al-Aafiqi, Noureddine Al-Hichu y Mohamed Makdar, que están siendo defendidos por 30 abogados que vinieron a apoyarlos.

El viernes 5 de febrero, en la localidad de Fnideq, las fuerzas de seguridad dispersaron una sentada organizada para denunciar y protestar por el deterioro de las condiciones de vida de la población local tras el cierre de la frontera con Ceuta. La situación pronto se convirtió en enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas del orden.

Los cuatro detenidos están acusados, entre otros, por "insultos contra agentes de la fuerza pública, lesiones, desobediencia, violación del estado de emergencia sanitaria y participación en una reunión no autorizada".

Según Mohamed Achkour, abogado del Colegio de Abogados de Tetuán y miembro de la defensa, el Tribunal de Primera Instancia de Tetuán "cometió un error al negarse a poner en libertad provisional a los cuatro detenidos". Considera que "el Estado también se equivoca al valorar la gravedad de la situación y las posibles consecuencias de la situación en la ciudad de Fnideq".

En un informe de los medios de comunicación locales, afirmó que si el Estado desea restablecer la confianza de los ciudadanos, exigirá necesariamente "la liberación de los cuatro jóvenes con todas las garantías". Señaló que uno de los detenidos fue arrestado en su casa, mientras que otro lo fue frente a una mezquita. "No hay pruebas de flagrancia, ni fotos de los acusados ni vídeos que demuestren lo que se les imputa".

Por: Bladi.es

Bladi.es