Recherche

La región del Sáhara marroquí está experimentando un notable desarrollo a todos los niveles

17 de septiembre de 2021 - 15h00 - Internacional

© Copyright : DR

La región del Sáhara marroquí experimenta un desarrollo notable a todos los niveles, ya sea económico, social, cultural, diplomático o de participación en el proceso de consolidación del edificio democrático en el Reino, subrayó el embajador marroquí en Ginebra, Omar Zniber, quien denunció la falsa propaganda de Argelia sobre la situación en las Provincias del Sur.



En su intervención en la 48ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Zniber destacó la dinámica de crecimiento que está experimentando la región del Sáhara marroquí, gracias a un amplio impulso de desarrollo destinado a promover y consagrar los derechos económicos, políticos y sociales de la población local, y la realización de sus aspiraciones en el marco de la unidad nacional.

Usando su derecho de réplica a las falsas alegaciones del representante argelino, el embajador señaló que la región del Sáhara, que en otro tiempo fue un desierto árido, se ha convertido hoy en un auténtico polo económico con las más modernas infraestructuras en diversos ámbitos: puertos, aeropuertos, hospitales y universidades, además de una economía dinámica y diversificada.

"En cuanto a los derechos políticos y civiles, las últimas elecciones del 8 de septiembre fueron una prueba más del apoyo inquebrantable de la población local al proceso democrático y a las instituciones nacionales", continuó.

"En las provincias del sur de Marruecos, la participación de los ciudadanos en las elecciones fue, como de costumbre, masiva, lo que constituye una prueba irrefutable del apego de los ciudadanos de estas provincias a su identidad marroquí y de su implicación efectiva en las instituciones del país y en el desarrollo del proceso democrático", añadió, señalando que el modelo democrático de Marruecos es reconocido y elogiado en el plano internacional.

Señaló que "al otro lado de las fronteras, el régimen argelino mantiene a la población de Tinduf en campamentos, donde se les priva de sus derechos más básicos".

Señaló en este sentido que "nunca ha habido, ni en la historia ni en la realidad, un pueblo conocido como población del Sáhara Occidental para que el derecho a la autodeterminación se aplique mediante el desvío de un principio noble y que es así explotado e instrumentalizado con fines hegemónicos contra la integridad territorial de Marruecos, principio también fundamental de las Naciones Unidas".

Los dirigentes argelinos, continuó, como ya está documentado y reconocido en todo el mundo, no dudaron en proponer oficialmente a las Naciones Unidas la división de las poblaciones del Sáhara sólo para satisfacer sus intenciones de crear una entidad que permitiera a este régimen, no sólo desestabilizar a Marruecos, sino a toda la región para conseguir su objetivo de tener acceso al Atlántico por medio de un supuesto enfeudado.

"Estas son verdades que constituyen una flagrante violación por parte del régimen argelino de los derechos humanos y del Derecho Humano", dijo, señalando que "es este mismo régimen el que se permitió en 1975 expulsar a decenas de miles de familias marroquíes de su territorio, separando a los niños y a los padres, como lo prueban los testimonios inhumanos, todo esto fue sólo en respuesta a la Marcha Verde, que condujo a la liberación de los territorios marroquíes y a los acuerdos entre Marruecos y la antigua potencia colonial, España, como atestiguan los documentos al alcance de todos y debidamente registrados por las Naciones Unidas".

"Son estos mismos gobernantes los que cierran la frontera terrestre con Marruecos desde 1994, una vez más sin más justificación válida que la de querer perjudicar y obstaculizar el desarrollo económico y social y la estabilidad por la que se distingue Marruecos", dijo, señalando que el cierre de la fronteras de esta manera constituye un precedente sin igual en el mundo, sobre todo porque es una práctica de los regímenes totalitarios más opresivos y más irrespetuosos de los derechos humanos en el mundo.

Durante esta sesión, Zniber, al presentar la declaración de Marruecos, dio una visión general de los avances y logros alcanzados por el Reino en la promoción de los derechos humanos a nivel nacional e internacional.

Destacó que Marruecos sigue gestionando con éxito, por voluntad propia, la respuesta a la pandemia de la Covid-19, optando por la anticipación para mitigar sus impactos socioeconómicos y el compromiso temprano en la vacunación.

Señaló también que Marruecos ha dado una vez más un ejemplo vivo de su capacidad de hacer frente a los grandes desafíos, al consolidar el edificio de sus instituciones democráticas mediante la organización de las elecciones generales del 8 de septiembre, que dieron lugar a una alternancia democrática, con una participación muy activa de la población, y que, en particular, alcanzaron también un nivel de votación muy elevado en las provincias del Sáhara marroquí.

Marruecos, en colaboración con la Secretaría General de las Naciones Unidas y por decisión de los Estados miembros, inauguró el pasado mes de junio en Rabat la sede de la Oficina Africana de la ONU para la lucha contra el terrorismo a nivel continental. Esta oficina trabajará en el refuerzo de capacidades y el desarrollo de competencias en el ámbito de la lucha contra el terrorismo, la radicalización y el extremismo, recordó.

Por: Bladi.es

Bladi.es