Recherche

Sahara marroquí: los parlamentarios marroquíes reaccionan sobre la carta envidada a Biden por sus homólogos argelinos

17 de febrero de 2021 - 09h00 - Marruecos

© Copyright : DR

Los parlamentarios argelinos le mandaron una carta al actual presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para pedirle que anulara el decreto firmado por su predecesor para reconocer la soberanía de Marruecos sobre el Sahara marroquí. Esta acción suscitó la reacción de sus homólogos marroquíes.



“Nos esperábamos a que representantes del pueblo argelino hermano invocaran la larga historia de lucha comuna para la independencia y contra el ocupante, que sembró las semillas de la discordia” y “dieran muestra de sabiduría, para no caer en la trampa que consiste en juntarse con los partidarios de la tesis separatista estéril, apoyada injustamente por los medios oficiales en su país hermano”, declararon los presidentes de grupos parlamentarios marroquíes en una carta conjunta a sus homólogos argelinos.

Los parlamentarios marroquíes revelan que esta acción “confirma de modo concreto, el alcance de la injerencia del Estado hermano de Argelia y sus órganos representativos del pueblo argelino en los asuntos interiores de un país vecino, y en las decisiones soberanas adoptadas por los Estados conformes a sus instituciones”. Una injerencia que, según ellos, está en completa contradicción con la postura oficial argelina que reivindica “una presenta neutralidad en todo lo relacionado con la cuestión de la integridad territorial del reino, que es una de las constantes de la nación marroquí”.

El contenido de la carta que interviene, desgraciadamente, contra la legitimidad internacional, hace caso omiso de las diferentes resoluciones pertinentes del Consejo de seguridad y contradice las posturas internacionales y la legitimidad de las Naciones Unidas que calificaron la autonomía propuesta por Marruecos de seria y fiable, al considerarla como un marco adecuado para la resolución del conflicto”, deploran los diputados.

Instan, por otra parte, a sus homólogos argelinos a hablar de la historia y del patrimonio común al reconciliar los dos pueblos, a trabajar mano a mano con el resto de los países de la región para la fundación de una Unión magrebí fuerte. Una Unión que pueda realizar los intereses de los pueblos de ambos países y reforzar la unidad, solidaridad y sinergia, al apoyarse en las oportunidades de desarrollo compartido entre todos los magrebíes.

Por: Bladi.es

Bladi.es