Recherche

Un salón masaje convertido en burdel en Marrakech

27 de enero de 2021 - 13h00 - Marruecos

© Copyright : DR

Las unidades de la policía operaron una redada en un salón de masaje en el barrio Gueliz en Marrakech para detener a cinco personas, incluso la dueña del salón. El masaje sólo servía de tapadera para llevar a cabo actividades ilegales de las cuales la prostitución, depravación y explotación de menores.



Muchas ciudades de Marruecos fueron manchadas en el pasado por este tipo escándalo, en que las dueñas de salón violan la ley al dedicarse a actividades ilegales que les permite llenarse rápidamente los bolsillos. Este nuevo escándalo que se produjo en Marrakech fue revelado gracias a las numerosas denuncias puestas por los habitantes del barrio Gueliz, quienes denunciaron la frivolidad con que los salones de masaje ubicados en las calles vecinas se dedican a otras actividades contrarias a la que están asignados. Según informa el diario Al Ahdath Al Maghribia, la mayoría de estas denuncias le acusaron al mismo establecimiento que promueve la depravación y la prostitución.

Las unidades de la policía establecieron entonces un dispositivo de vigilancia de la actividad de dicho salón, con el fin de asegurarse de la veracidad de las denuncias y, sobre todo, intentar sorprender a los eventuales sospechosos en flagrante delito. Tras notar que las informaciones facilitadas por los habitantes eran reales, los agentes de la policía eligieron el momento oportuno para hacer su redada que se saldó con la detención de cuatro mujeres, de las cuales una menor, y un hombre, sorprendido en flagrante delito de prostitución. Además, los agentes incautaron en el establecimiento una cantidad importante de condones puestos a disposición de los clientes para las relaciones sexuales.

La dueña del salón de masaje fue interpelada y procesada en estado de detención mientras que los cinco otros imputados fueron detenidos en libertad provisional. Una de las mujeres reveló que todos aquellos que trabajaron en el establecimiento fueron contratados para satisfacer los deseos sexuales de los clientes a cambio de dinero. Afirma haber sido contratada desde hace muchos años aún pequeña. Según ella, la dueña aprovechó su situación financiera para atraerla en este negocio nocivo, indica la misma fuente.

Por: Bladi.es

Bladi.es