Recherche

Migración: África se ha posicionado como actor central en la aplicación del Pacto de Marrakech

2 de septiembre de 2021 - 16h20 - Marruecos

© Copyright : DR

África se ha posicionado como un actor central en la aplicación del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular (Pacto de Marrakech), afirmó este miércoles el ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero, Nasser Bourita.



"Mientras que la migración africana está estigmatizada, sobrecargada de prejuicios y asociada a concepciones binarias, África se ha posicionado como un actor central en la implementación del Pacto", subrayó el ministro en la apertura de la primera reunión intergubernamental para el Examen Regional del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular.

Bourita, quien presidió la conferencia celebrada virtualmente, precisó que importantes medidas africanas recientes son marcadores en este sentido, citando en particular el establecimiento efectivo del Observatorio Africano de la Migración cuya sede se inauguró el 18 de diciembre de 2020 en Rabat.

Esta instancia de la UA - que es la primera con sede en Marruecos- nació de una Visión Real, apoyada por la Agenda Africana sobre Migración, continuó, señalando que el Observatorio es también una materialización directa del Pacto de Marrakech, y en particular de su objetivo principal, que es recoger y utilizar datos precisos que servirán para elaborar políticas basadas en el conocimiento de los hechos.

La segunda medida se refiere a la participación notable de África en el Fondo de Múltiples Partes de Migración, dijo, y precisó que se trata de un mecanismo creado para ayudar a los países a aplicar el Pacto.

De hecho, 16 de los 39 proyectos, es decir, el 41% del total de proyectos seleccionados para ser financiados, fueron presentados por países africanos, indicó Bourita, señalando que África también se ha distinguido con 4 proyectos colectivos, dando así un ejemplo de la gestión regional concertada, por la que el Pacto de Marrakech aboga.

El ministro también consideró que la migración en África es, ante todo, regional, subrayando que es "primero" a nivel de los Estados del Continente y de cada una de sus subregiones, que debe ser abordada.

En este sentido, ha recordado que la toma de conciencia precoz de Marruecos de que una aplicación eficaz del Pacto de Marrakech a nivel regional comienza a nivel nacional, lanzando su Estrategia Nacional de Inmigración y Asilo en 2013, el Reino quiso que fuera a la vez responsable y solidaria, al igual que el enfoque que defendió en la Agenda Africana para la Migración en enero de 2018 y en el Pacto Mundial en diciembre del mismo año.

Esta coherencia entre el compromiso nacional, regional y global es una forma de acercarse lo más cerca posible al objetivo de optimizar la migración en lugar de combatirla, dijo.

El titular de Exteriores afirmó que el impacto de la pandemia en la migración es innegable, y señaló que, si bien sus repercusiones económicas y sociales han aumentado la precariedad de los trabajadores migrantes, también han frenado la movilidad en general.

El cierre de las fronteras ha secado las rutas migratorias durante un tiempo, haciendo las travesías aún más peligrosas, indicó, sosteniendo que no ha destruido, sin embargo, el comercio mórbido de los traficantes y otros traficantes de miseria.

Desde el punto de vista de los gobiernos, la pandemia ha hecho sin duda más compleja la gobernanza de la migración, al tiempo que ha subrayado la centralidad del Pacto de Marrakech y recordado a todos la pertinencia universal de sus objetivos, continuó el ministro.

También señaló que la crisis ha puesto de manifiesto la importancia de regularizar la situación de los inmigrantes, y la necesidad de garantizar su acceso a la seguridad social, y a la seguridad en general.

Como una construcción en abismo, la migración en tiempos de pandemia ha surgido como una crisis dentro de la crisis - excepto que la migración no es una "crisis", sino un fenómeno estructuralmente sostenible, añadió Bourita, señalando que "la pandemia terminará - lo antes posible, esperamos - pero la migración permanecerá".

Por ello, también, la gobernanza de las migraciones no responde -ni debe responder- a la gestión de las emergencias, insistió, explicando que es "un ámbito de responsabilidad, por excelencia" y que no puede delegarse, externalizarse o subcontratarse.

En este sentido, recordó que en un mensaje dirigido a los participantes en la Conferencia de Marrakech de diciembre de 2018, el Soberano había afirmado que el Pacto Mundial no es un fin en sí mismo. Sólo tiene sentido mediante su aplicación efectiva.

Por otra parte, el Ministro también señaló que Marruecos había expresado desde febrero de 2020 al más alto nivel su voluntad de acoger esta conferencia, recordando que Su Majestad el Rey Mohammed VI -en el marco de su mandato como líder de la cuestión de la migración en África- lo había subrayado en su informe a la 33ª Cumbre Ordinaria de la Unión Africana.

Esta conferencia tiene por objeto examinar conjuntamente la aplicación en África del Pacto de Marrakech y consolidar las conclusiones para enriquecer el Foro Internacional para el Examen de la Migración, previsto para 2022, explicó el ministro.

Sobre otro tema, Bourita afirmó que la verdadera lacra no es la migración, sino la trata de personas y el tráfico de migrantes, y deploró el imaginario distorsionado por los prejuicios, que percibe a los migrantes como menos humanos a un lado que al otro de una frontera.

"La verdadera anomalía no es que mujeres, hombres y niños tomen la difícil decisión de emigrar; sino es los traficantes se aprovechen de su vulnerabilidad", dijo Bourita.

El verdadero escollo es que los migrantes sean los olvidados del desarrollo, de las pandemias y de la equidad social, lamentó también, y subrayó que los migrantes deben ser el verdadero centro de gravedad de unas políticas migratorias responsables, solidarias y en línea con los 23 objetivos del Pacto.

"No debemos caer en la ’deshumanización’ de los migrantes; tampoco debemos caer en la tendencia cada vez más visible de tratar la migración exclusivamente como una cuestión de política de seguridad", concluyó.

Organizada por iniciativa de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para África (CEPA), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Red de Migraciones de las Naciones Unidas, esta conferencia permitirá a los Estados miembros africanos examinar los progresos realizados a nivel nacional, subregional y continental realizados en el marco de la aplicación de las disposiciones y los objetivos del Pacto, a la luz de los nuevos desafíos generados por la pandemia de la Covid-19.

También será una oportunidad para compartir experiencias, pericias y buenas prácticas entre los países africanos, así como para poner de relieve las limitaciones a las que se enfrenta la región y debatir los medios de abordarlas, especialmente en el contexto de la crisis sanitaria mundial.

Por: Bladi.es

Bladi.es