Recherche

Las perspectivas de las relaciones entre España y Marruecos en el centro de un debate en Rabat

3 de junio de 2021 - 18h00 - Marruecos

© Copyright : DR

Las perspectivas de las relaciones entre España y Marruecos fueron el centro de una mesa redonda organizada, ayer miércoles en Rabat, por universitarios y expertos en ciencias políticas y relaciones internacionales.



Iniciada por la asociación marroquí de ciencias políticas en colaboración con la facultad de ciencias jurídicas, económicas y sociales Agdal y en colaboración con el laboratorio de investigación de derecho público y ciencias políticas, este encuentro fue la ocasión de presentar un análisis académico de la crisis entre Marruecos y España desde diferentes perspectivas y de abordar las perspectivas de las relaciones entre los dos países.

Los participantes subrayaron que la crisis actual entre Marruecos y España es el resultado de varias "violaciones" jurídicas y diplomáticas de la parte española tras la acogida en secreto del jefe del "polisario", el llamado Brahim Ghali, con una identidad falsa, mientras es objeto de una serie de acusaciones por crímenes y violaciones graves de los derechos humanos.

La actitud de España representa una violación flagrante de los principios de buena vecindad y de defensa internacional de los derechos humanos, afirmaron, señalando que esta crisis tendrá graves consecuencias para la región del Mediterráneo, ya que los conspiraciones españolas contra los intereses marroquíes han socavado la confianza con el vecino ibérico.

Según los expertos, la reacción de Madrid ante los últimos acontecimientos de la cuestión del Sáhara marroquí acentúa la tensión entre los dos países, lo que plantea interrogantes sobre el futuro de estas relaciones.

El futuro de las relaciones marroquí-españolas abre la puerta a todas las eventualidades, estimaron los participantes, llamando, por otra parte, a la necesidad de abrir un debate sobre la crisis del paisaje político en España, especialmente con el ascenso de la derecha frente a la debilidad de la izquierda.

Por: Bladi.es

Bladi.es