Recherche

Covid-19: una veintena de marroquíes siguen atrapados en el puerto de Sete

19 de febrero de 2021 - 09h00 - Marroquíes del extranjero

© Copyright : DR

Veinte nacionales marroquíes esperan desde el pasado 31 de enero en el puerto de Sete, debido al cierre de las fronteras con los países fuera de la Unión europea adoptado el mismo día por el gobierno francés. No recibieron ninguna ayuda respecto al alojamiento temporal y duermen en condiciones difíciles en el puerto.



Están atrapados desde más de diecisiete días en sus furgonetas en el puerto de Sete. Son en la mayoría unos comerciantes que se fueron a abastecerse en mercancías en España con el fin de venderlas en su país. Pero al llegar a Francia, fueron informados de que no hay ninguna conexión marítima por ferry entre Francia y Marruecos debido al cierre de las fronteras. A pesar de sacar su billete a 600 euros, no pueden volver a sus casas y viven en condiciones sumamente precarias y difíciles, informa France bleu.

Ni la compañía marítima, ni las autoridades portuarias les prestaron asistencia. Tuvieron entonces que desenvolverse para comer, dormir, lavarse. Privados de todo, manifiestan contra el tratamiento que se les reserva. Paran sus camionetas en una pequeña calle del puerto, cerca del agua, a lo largo del aparcamiento de Mas Coulet. Cruzan los dedos para que se reactive el tráfico marítimo, con el fin de despertarse de la pesadilla en que están viviendo desde el 31 de enero. Pero deben encontrarse otro lugar para aparcar, porque la policía municipal ya les hubiera pedido que dejaran este lugar, aunque no tuvieran otro sitio donde aparcar.

“Ya no tengo nada, tenía dinero para un viaje profesional de tres días, no de tres semanas”, explica Saïd de 54 años. Duerme todas las tardes acurrucados sobre la banqueta delantera de su camión lleno de mercancías. “¡Eso no es Francia! Nos tratan como animales”, exclamó Sofiane, harta de vivir en tales condiciones de vida. Reciben de Cathy Ciancilla, presidenta de la asociación para los SDF “Los enamorados de la vida”, mantas y comidas. Ella invita a las autoridades francesas a hacerse cargo de estos hombres quienes duermen en la calle a pesar suyo. “Se debe proporcionarles productos de primeras necesidades a la espera de volver a sus casas”.

Por otra parte, Jeanine Léger, miembro de la Cimade (asociación de defensa de los derechos de migrantes) intenta movilizar las instancias dirigentes con el fin de permitir a estos nacionales marroquíes volver a sus casas. “Es necesario que la prefectura del Hérault entable contacto con el consulado marroquí con el fin de encontrar soluciones de repatriación”. Pero declara que ni la alcaldía, ni la dirección del puerto de Sete o la prefectura del Hérault, incluso el consulado marroquí respondieron a su solicitud.

Por: Bladi.es

Bladi.es