Recherche

Marruecos defiende una política pacifista basada en el respeto de la soberanía de otras naciones

25 de octubre de 2021 - 21h00 - Internacional

© Copyright : DR

Marruecos defiende una política exterior pacifista, basada en el respeto de la soberanía de las otras naciones, afirmó el embajador de Marruecos en Kenia, Mokhtar Ghambou, en una entrevista publicada este lunes en el periódico keniano The Standard.



Marruecos es una nación de más de 12 siglos cuya política exterior pacifista se basa en el respeto de la soberanía de otras naciones, la unidad y la solidaridad, destacó el diplomático, señalando que se trata de los mismos valores para los que "nuestros padres fundadores africanos lucharon".

El separatismo es una línea roja para la política exterior del Reino, a diferencia de Argelia, que sigue financiando, armando y albergando a los separatistas del ‘’polisario’’, subrayó Ghambou.

A diferencia de Argelia, Marruecos respeta plenamente el principio de la Unión Africana, que consiste en la no injerencia de un Estado miembro en los asuntos internos de otro Estado miembro, sostuvo.

Argelia está obsesionada con la pseudo "autodeterminación" de la población saharaui marroquí, que siempre ha manifestado su apego histórico, político y cultural a su país, Marruecos, afirmó, precisando que no hay mejor forma de autodeterminación que las elecciones.

En efecto, argumentó el diplomático marroquí, en las últimas elecciones generales, la tasa de participación más elevada se registró en las provincias del sur del Reino, es decir, el 65%.

Por otra parte, Ghambou resaltó que los saharauis secuestrados en los campamentos de Tinduf y presentados al mundo entero como "refugiados" son en realidad rehenes marroquíes totalmente privados de sus derechos fundamentales, como la libertad de expresión y de circulación.

Miles de ellos fueron brutalmente torturados o asesinados por las milicias del ‘’polisario’’ cuando intentaban cruzar la frontera para reunirse con sus familias en el Sáhara marroquí, lamentó el embajador, afirmando que Argelia se libera de toda responsabilidad ante las condiciones horribles en los campamentos y rechaza las resoluciones de la ONU que piden negociaciones directas en mesa redonda con Marruecos.

Por otra parte, Ghambou recordó que el Reino no ha cesado de pedir a Argelia que abra las fronteras, cerradas desde 1994, para fortalecer las relaciones bilaterales y realizar el sueño de los pueblos en un Magreb unido.

Por otra parte, Su Majestad el Rey Mohammed VI dedicó gran parte de su último discurso del Trono a las relaciones con Argelia, invitándola a trabajar de consuno y sin condiciones en el establecimiento de relaciones bilaterales basadas en la confianza, el diálogo y la buena vecindad, destacó el diplomático marroquí, estimando que Argelia habría podido ver en el discurso Real una verdadera ocasión de reconciliación.

No obstante, la reacción de Argel no sólo fue inesperada, sino también chocante, lamentó.

La historia, la cultura y la geografía comunes de Marruecos y Argelia no dejan otra opción que trabajar juntos y reactivar el prometedor bloque económico de la Unión del Magreb Árabe, señaló.

Por: Bladi.es

Bladi.es